martes, 12 de junio de 2018

AACC, educación y orientación familiar.

Celebramos la última sesión de este curso repasando las características de los alumnos con altas capacidades, así como las áreas y percentiles que los definen. Aclaramos algunos falsos mitos que circulan sobre el tema, y además compartimos con las familias asistentes diferentes pautas para educar con éxito:


  • Fomentar su autonomía
  • Ayudarle a reconocer y gestionar sus emociones
  • Trabajar con ellos la motivación y el aplazamiento de la recompensa
  • Generar buenos hábitos de conducta

Dotemos a nuestros hijos de las herramientas necesarias para ser felices.

Fue muy enriquecedor poder contar tanto con las familias que nos siguen asiduamente, como con familias que acaban de conocer las características de sus hijos.

                 ¡Gracias a todos por vuestra asistencia y por visitarnos en el blog!

        ¡Os deseamos un feliz verano en familia, y os esperamos en el próximo curso!



miércoles, 11 de abril de 2018

Nuestra sesión de Abril

Queremos dar las gracias a las familias que compartieron con nosotros el encuentro de Abril.

Además de resolver dudas y compartir experiencias, tuvimos la oportunidad de ayudar a las familias de nuevos niños detectados a resolver algunas dudas e indicar las primeras acciones a realizar en el centro escolar. 

¡Muchas gracias por vuestra asistencia!

jueves, 22 de febrero de 2018

Ayudando a nuestros hijos


Nuestros hijos no aprenden lo que les enseñamos, aprenden de nosotros, de nuestros miedos, nuestros hábitos, nuestras ilusiones, nuestros valores y nuestros sueños.

¿Cómo ayudamos a nuestros hijos? Sobre todo fomentando el afecto, la empatía y el buen clima familiar. Aceptarlos como son, teniendo muy presente que ante todo son niños y que como tales, tienen unas características que no deben ser ignoradas ni subestimadas.

El Dr. Javier Berché Cruz, experto en altas capacidades, nos indica una serie de consejos que pueden contribuir a favorecer las relaciones familiares entre padres e hijos con altas capacidades:

1. Ellos necesitan amor, pero también control; atención, pero también disciplina; autodependencia y responsabilidad.
2.  La concordancia entre los sistemas de valores de los padres es importante. No tienen que existir grandes desacuerdos entre ellos. Las pautas educativas deben ser comunes y aceptadas por ambos progenitores. Si estos niños perciben fisuras entre ellos, pueden aprovechar esa situación. No nos olvidemos que son muy inteligentes y tienden a manipular hechos.
3.  Los padres deben involucrar a sus hijos en tareas a edades tempranas, tales como: la autonomía en actividades cotidianas, contar, saber las horas, usar correctamente el vocabulario y la pronunciación, desenvolverse por el entorno más cercano… todo ello enfocado a desarrollar la responsabilidad. Este va a ser el pilar básico en la evolución personal, pero también muy importante en el académico.
4.     Los padres deben enfatizar la expresión verbal, la lectura, discusiones o debates de ideas; potenciar la poesía y la música que ayudan a expresarse; favorecer una buena actuación en la escuela… Nos gustaría resaltar en este punto que el objetivo de la intervención en el colegio no debe ser únicamente el “brillante rendimiento académico”, hay otros factores ligados a las AACC          –creatividad, relaciones sociales, comportamiento…- que habrá que potenciar.
5.   Evitar la rutina, mantener una vida familiar sana, activa, rica… esto ayudará a fomentar un clima de tranquilidad en el que todo niño debe desarrollarse.
6.   Hay que enseñar a los niños a manejar los libros y las enciclopedias que haya en casa para ofrecerles recursos y satisfacer su curiosidad intelectual.
7.  Promover salidas a museos, galerías de arte, lugares históricos… de forma que se vayan ampliando sus conocimientos. No debemos limitar este tipo de actividades a las que se hagan en los centros educativos. El hecho de realizarlas con la familia es muy importante ya que perciben a su núcleo como parte activa de su educación.
8.   Los padres no deben callarse ante un niño que hace preguntas ni regañarle porque parezcan impropias o incluso prohibidas. Hay que tratar de dar unas respuestas satisfactorias y, si no podemos responderles, orientarles hacia una fuente de información que les ayude a resolver sus dudas.
9.  Hay diferencias entre “empujar” y “estimular” intelectualmente. Hablaríamos de “sobre estimular” en lugar de empujar. Existen casos de niños que están agotados y abarrotados de información por parte de sus padres, y como hemos dicho con anterioridad, son estos los que los exhiben entre sus familiares y amigos.
10. El niño con altas capacidades tiene habitualmente un amplio y versátil abanico de intereses, pero puede ser incapaz de concentrarse en un área por largos periodos de tiempo. De ahí que la familia deba estimular también sus aficiones y hobbies.
11. No tenemos que reprimir sus actitudes directas, indirectas o no habladas –las fantasías, los amigos imaginarios- o sus juegos inusuales. No debemos reírnos de ellos, sino divertirnos con ellos, comentar sus ideas y continuar los temas.
12. Los padres tienen que evitar sobre estructurar su vida y permitirles libertad; sobre todo en cosas no importantes para que asuman responsabilidades y se den cuenta de sus actuaciones.
13. La familia no debe presumir ni extralimitarse en su autoridad, excepto en los casos de crisis; es decir, hay ocasiones en las que los niños abusan de su capacidad de diálogo, y la conversación puede incluso no tener fin… y va dirigida a conseguir un objetivo para su propio beneficio (hablamos de conseguir acostarse más tarde, ir a algún sitio, ponerse lo que quieran de ropa…). En estas ocasiones, mantener una actitud firma ante una demanda resulta bastante difícil.
14. Los niños son impacientes con los convencionalismos, se les debe hablar francamente sobre la importancia de estos.
15. Dialogar sobre la necesidad de respetar reglas disciplinarias. Normalmente, ellos tienen muy desarrollado el sentido del deber y prefieren un argumento racionalizado.
16. Estimular sus habilidades con actividades privadas; es decir, formar parte de grupos diferentes a los habituales de su centro educativo, donde las oportunidades de formación o relación sean diversas. Proporcionarle ocasiones de viajar solos cuando sean mayores y de visitar a sus amigos.
17. Mejorar su sentido del gusto a través de los medios de comunicación: televisión, radio, cine, lectura…; debatir sobre “las bases” de los diferentes gustos, opiniones y aficiones; proporcionar experiencias con nuevas formas de expresión a través de las diferentes ramas artísticas (música, pintura, mimo…). En definitiva, facilitarles que se muestren “como adultos”.
18. Dedicarles parte del tiempo exclusivamente a ellos, escucharlos con atención y conversar razonando.
19. Los padres, por supuesto, deben ser “buenos ejemplos” para los niños. También es adecuado presentarles personajes valiosos e interesantes de ambos sexos que hayan sobresalido a lo largo de la historia.
20. Mantenerse informados sobre las diferentes becas y ayudas, tanto específicas para el alumnado con alta capacidad intelectual, como sobre cualquier ayuda relacionada con los estudios y formación en general (cursos de verano, idiomas, salidas al extranjero, intercambios culturales…)
21. Trabajar para hacer que la sociedad comprenda el concepto de altas capacidades intelectuales, haciendo todo lo que esté en las manos de cada uno para conseguir eliminar los falsos mitos y tabúes relacionados con este tema.
22. Ofrecer el apoyo necesario a la acción comunitaria para la puesta en marcha de los programas educativos especiales para ellos.

Además, no debemos olvidar la influencia de la familia en el rendimiento académico de sus hijos y, más en el caso de las altas capacidades. Está comprobada la relación entre el clima familiar positivo, intereses personales elevados y oferta de un soporte emocional adecuado con un buen rendimiento académico y éxito escolar de los hijos. También favorecerá su integración social y su desarrollo emocional, todos ellos factores necesarios para un buen crecimiento personal.
  


miércoles, 20 de diciembre de 2017

Adaptaciones curriculares

En nuestra sesión de Diciembre, comentamos con las familias asistentes las adaptaciones curriculares para el alumnado con altas capacidades intelectuales que se contemplan en las Instrucciones de 22 de Junio de 2015 de la dirección general de participación y equidad.

En dichas instrucciones se establecen tanto las modalidades como los pasos requeridos para aplicar las adaptaciones curriculares que pueden ser de enriquecimiento, de ampliación o de flexibilización.

Consideramos importante que las familias estén informadas de las posibilidades de apoyo educativo que se establecen para la atención educativa de sus hijos.

Agradecemos mucho vuestra asistencia y participación. Os deseamos unos felices días de fiesta en familia  y os esperamos en nuestro próximo encuentro.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Tolerando la frustración

¿Qué es la frustración? 
Es una emoción que se presenta cuando no llegamos a satisfacer una necesidad, cuando no conseguimos cumplir un deseo, o cuando no conseguimos realizar un proyecto. En esos momentos todos, tanto adultos como niños, podemos experimentar una serie de emociones como el enfado, la tristeza, la angustia, la ansiedad... en mayor o menor grado de intensidad.

¿Qué significa tolerar la frustración?
Significa ser capaz de superar esos momentos de enfado, tristeza o angustia de manera que seamos capaces de afrontar los problemas y limitaciones que nos vayamos encontrando a lo largo de nuestra vida a pesar de lo molestas e incómodas que puedan ser.

Cuando son pequeños, nuestros hijos no tienen desarrollado el concepto del tiempo y piensan que pueden conseguir al momento lo que piden. Es entonces cuando debemos enseñarlos a tolerar la frustración.  Si les damos enseguida todo aquello que piden, los pequeños no aprenderán a tolerar el malestar que provoca la frustración y a hacer frente a situaciones adversas. Por esto, en la edad adulta, seguirán sintiéndose mal cada vez que no consigan aquello que se han propuesto.

En ocasiones, los niños con altas capacidades no suelen aceptar fácilmente que se pueden equivocar y cometer errores. Esto les lleva a vivir sentimientos de frustración y fracaso. Es importante recordar a nuestros hijos que no todas las cosas salen a la primera, que confiamos en ellos en su lucha por conseguir ese objetivo, que permanecemos a su lado para dar ánimos y que, con independencia del resultado final, sentimos orgullo por su esfuerzo y por los logros que han ido consiguiendo en pequeños pasos.

Algunos consejos para ayudarlos a tolerar la frustración:


  • -       Ser ejemplo como padres a la hora de afrontar situaciones adversas, con una actitud positiva.
  • -        No ceder a sus rabietas, si lo hacemos aprenderán que esa es la forma más efectiva de resolver los problemas.
  • -           Enseñarles, cuando sea posible, formas alternativas de alcanzar el objetivo.
  • -        Ayudarles a identificar el sentimiento de frustración cuando aparezca (“estoy frustrado porque no he hecho bien el problema”)
  • -    No darle todo hecho, será muy difícil que pueda equivocarse y aprender cómo enfrentarse al fracaso.
  • -           Enseñarles que cuando no encuentren la solución a su problema y no sepan qué más hacer, pueden pedir ayuda.
  • -          Si el niño aprende que siendo constante puede solucionar muchos de sus problemas, aprenderá a controlar la frustración en otras ocasiones.
  • -           Reforzarlo cuando utilice estrategias adecuadas para retardar su respuesta habitual de ira ante la frustración.
  • -           Enseñarles técnicas de relajación para poder afrontar las situaciones adversas de una forma más positiva.


Queremos agradecer la gran asistencia de familias a nuestra sesión de Noviembre y la fantástica participación por parte de todos. Es estupendo poder contar con vosotros.

¡Os esperamos en la próxima!

jueves, 2 de noviembre de 2017

Comenzamos un nuevo curso

Con muchas ganas de comenzar, inauguramos un curso más nuestros encuentros mensuales de Altas Capacidades en Familia.

De nuevo el tema principal de vuestras preocupaciones ha sido la necesidad de vuestros hijos de apoyo educativo en los centros escolares. Nos trasmitís lo que están sintiendo al no ser atendidos como necesitan y al mismo tiempo lo duro que está resultando para vosotros como padres.

También nos habéis comentado otros casos en los que sí se han cubierto esas necesidades gracias a docentes implicados con las diferentes características de sus alumnos.

Una vez más mencionamos la importancia de la aplicación de las Instrucciones del 22 de Junio de 2015, de la dirección general de participación y equidad, por las que se establece el protocolo de detección, identificación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y organización de la respuesta educativa.

En nuestra próxima sesión trataremos diferentes técnicas para enseñar a nuestros hijos a tolerar la frustración, característica relacionada con las altas capacidades y que suele ser muy comentado por las familias.

Os agradecemos mucho vuestra asistencia y participación.


¡Os esperamos en el siguiente encuentro!

martes, 20 de junio de 2017

Terminando el curso

Ayer celebramos el último encuentro con las familias de este curso. A modo de resumen, comentamos algunos de los temas tratados en estos meses y además los padres asistentes nos relataron los cambios que han visto en sus hijos durante este tiempo.

Además, quisimos saber lo que han significado para las familias los puntos de encuentro que ponemos a su disposición en nuestro centro: a través de estas sesiones, en las tutorías, las escuelas de padres, entrevistas, etc. Queremos daros las gracias a todos por vuestras opiniones, han sido muy gratificantes y nos animan a seguir con más ilusión si cabe, trabajando en nuevos proyectos.

Los meses que se aproximan son una ocasión estupenda para disfrutar en familia y para pasar más tiempo juntos, realizando actividades, viajes  y visitas  que puedan resultar muy  enriquecedoras para todos.

Gracias a todas las familias participantes y también a las que nos seguís a través de este blog, Os esperamos de nuevo en el próximo curso.

¡Os deseamos un feliz verano!